Europa

Una tarde en bicicleta por Lovaina

Pin
Send
Share
Send


Después de pasar la mañana en Malinas, tomamos un tren para pasar la tarde en Lovaina, una de las ciudades más bonitas de Flandes. ¿Queréis saber qué hicimos allí?

Lovaina está muy bien conectada con Malinas, y también con Bruselas. Con el tren nos plantamos en menos de media hora en el centro. Es una ciudad que tiene mucho que ofrecer y a la que se le pueden dedicar varios días pero, como no disponíamos de ese tiempo, decidimos hacer un visita en bicicleta por la ciudad para así aprovechar al máximo la tarde.

Para ello fuimos hasta la oficina que Leuven Leisure tiene muy cerca del ayuntamiento. En la primera parada de la ruta conocimos a Alfonsito, una estatua que la universidad regaló a la ciudad en los años setenta y que ahora se ha convertido en uno de sus símbolos. Lovaina es muy famosa a nivel europeo por la universidad y las diversas facultades que la componen. En la actualidad hay unos 50.000 estudiantes universitarios que hacen que la ciudad tenga un ambiente muy animado.

Delante de la estatua de Alfonso se alza una de las joyas de la ciudad: el ayuntamiento de Lovaina, que es uno de los más bonitos de todo Flandes. Fue construido a mediados del siglo XV en estilo gótico brabantino y preside la Grote Markt junto con la iglesia de San Pedro. Lo que más sorprende de la estructura del ayuntamiento es que las tres caras visibles del edificio están totalmente ornamentadas.

Hay 236 estatuas distribuidas por la fachada que representan personajes importantes de Lovaina, santos y patrones, todos ellos presididos por los condes de Lovaina y los duques de Brabante. Una curiosidad: las estatuas no fueron colocadas hasta el 1850. Al parecer, el escritor Víctor Hugo convenció a las autoridades de la ciudad de que la fachada ganaría mucho si se llenaban todos los doseles vacíos.

Nuestra ruta en bicicleta siguió por calles peatonales con el típico empedrado de Flandes en dirección a la barra más larga de Europa, y es que la plaza Oude Martk es conocida con ese nombre. Esto se debe a la gran concentración de bares y restaurantes que hay allí. Era sábado y hacía una tarde soleada y bastante cálida para ser marzo, así que la plaza estaba llena de gente disfrutando de una cerveza en las terrazas.

A cinco minutos de la plaza nos encontramos con otro de los edificios imprescindibles de la ciudad. La biblioteca central de Lovaina fue una de las más importantes de Europa, pero durante la Primera Guerra Mundial fue incendiada y se quemaron 900.000 libros históricos. Esto supuso una conmoción tan grande que en los años veinte, y con el apoyo de Estados Unidos, se construyó una nueva biblioteca en estilo renacentista flamenco. La biblioteca tiene el carrillón más grande de Bélgica, con 63 campanas, y su interior alberga una colección de un millón de libros que se pueden leer en su bella sala de lectura.

Video: De paseo en bici por Lovaina Leuven Belgica (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send