África

Luxor: tumbas y templos

Pin
Send
Share
Send


Aunque el crucero incluía las principales excursiones de Luxor, nosotros decidimos ir un par de días antes para ver más cosas que normalmente nadie visita por falta de tiempo. Nos alojamos en el Mara House, que más que un hotel es una casa de huéspedes regentado por Mara, una irlandesa que decidió liarse la manta a la cabeza e irse a vivir a Egipto. La habitación, que parecía más un apartamento, era enorme. Tenía una habitación con cama de matrimonio, salón, baño y balcón. El hotel es muy nuevo y limpio y está situado en una area residencial a cinco minutos de la estación de tren.

Habitación en el Mara House

Y el desayuno

Bajamos a las 9 y nos prepararon el desayuno. Ese día queríamos visitar las tumbas de los nobles y el templo de Seti I. Le preguntamos a Mara si nos recomendaba hacerla con guía y nos dijo que no, que lo podíamos hacer solos perfectamente, ya que en el crucero nos darían toneladas de información. Nos buscó un taxista para toda la mañana y nos dijo que si nos llevaba a tiendas (para llevarse comisión) que se lo dijéramos que le echaría la bronca. Aunque Luxor no es una ciudad muy grande (es más un pueblo), de la ciudad a la orilla occidental hay unos 20 minutos en taxi. La mitad de las calles están sin asfaltar y apenas hay tráfico. Y por la carretera ves a gente montada en sus burros yendo a trabajar al campo.

Camino a la orilla oeste

Las entradas para los monumentos de la orilla oeste se compran en unas minúsculas taquillas que hay poco después de los colosos de Memnon. Allí vimos que para las tumbas de los nobles tenías que comprar las entradas de las tumbas concretas que querías visitar. La verdad es que no lo sabía y no me había preparado qué tumbas queríamos ver, así que acabamos comprando las entradas de casi todas y nos fuimos con el taxi para allí.

Las tumbas de los nobles están diseminadas por un árido paraje.

Al llegar al gran descampado se nos acercó un chico, nos dijo que era estudiante y que nos acompañaba a todas las tumbas por 70 L.E. Nosotros le respondimos que no nos hacía falta, ya que las podíamos encontrar nosotros solos, pero al final después de regatear decidimos que nos acompañara por 50 L.E. Y eso hizo, nos acompañó a la primera tumba que estaba a solo 20 metros. ¡Ja, ja! Me sentí un poco estafada, pero bueno, me lo tomé con humor. Luego nos acompañó a ver las demás tumbas que no eran tan fáciles de encontrar (aunque con un poco de paciencia y sudando mucho seguro que las acabas encontrando).

Interior de las tumbas de Sennefer,alcalde de Tebas durante el reinado de Amenhotep II.

Relieves a la entrada de la tumba de Khaemhet,escriba real y superintendente en época de Amenhotep III.

Relieves de la tumba de Ramose, visir bajo el reinado de Amenhotep III y Akhenatón.

En la zona occidental de Luxor se encuentran las tumbas y templos funerarios. Están en esta zona porque es donde se pone el sol y está relacionada con el viaje de Ra por el inframundo. Nosotros visitamos siete tumbas de los nobles, las de Nakht y Mena, Rekhminer y Sennofer y por último las de Ramose, Userhet y Khaemhet. Las tumbas de los nobles están muy bien porque mientras los faraones decoraban sus tumbas con pasajes de El libro de los muertos para que los guiaran en la otra vida, los nobles decoraron sus tumbas con escenas de la vida cotidiana.

Con un espejo en la puerta y otro dentro iluminaban el interior de las tumbas.


En cada tumba había un vigilante que te abría la tumba y con un sistema de espejos te iluminaba el interior de esta a cambio de una propina. Las tumbas de los nobles están muy bien conservadas y lo mejor de todo es que al no estar dentro del circuito turístico, no hay nadie visitándolas. Después de estar casi dos horas dando tumbos a pleno sol por las tumbas, nos fuimos al taxi para visitar el templo funerario de Seti I. Como este fue el primer templo funerario que visitamos, la verdad es que nos gustó mucho. Supongo que si lo hubiéramos visto al final del viaje nos hubiera parecido un churro, y es que al final del crucero estábamos un poco saturados de templos. Este está bastante bien restaurado y se respira una paz absoluta, básicamente porque dentro solo estábamos el vigilante y nosotros dos. En el templo de Seti I quizás solo estuvimos 30 minutos, pero fue suficiente.

Video: Restauran tumbas antiguas y un templo en Luxor (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send