Europa

Un día en Reikiavik. Guía definitiva para descubrir la capital de Islandia en 24 horas

Pin
Send
Share
Send


Dice la leyenda que un fugitivo noruego lanzó un poste de madera por la borda al alcanzar una nueva costa. Según las creencias de la época, los dioses guiarían el madero hacia el lugar donde debería emplazar el nuevo asentamiento. El poste acabó en la orilla de una bahía humeante, y de ahí el nombre a la ciudad de Reikiavik. Durante nuestra escapada de cuatro días a Islandia pasamos un día en Reikiavik descubriendo esta fascinante ciudad. ¿Nos acompañáis a descubrir la capital más septentrional del mundo?

Desayunar en Sandholt Bakery

Si no tenéis el desayuno incluido en vuestro hotel, Sandholt Bakery es lugar ideal para tomar fuerzas para el día. La panadería Sandholt empezó en 1920 y la han regentado cinco generaciones de panaderos de la familia Sandholt. Es toda una institución en Reikiavik y está en la calle más comercial de la ciudad, en el número 36 de Laugavegur. Además de panes, bollería y pasteles deliciosos también ofrece comidas ligeras, así que también es una buena opción para merendar o para una comida ligera. La Sandholt Bakery abre de lunes a sábado de 7 a 21h. En la foto: chocolate caliente (550 coronas) y tarta del día (850 coronas).

Calle comercial Laugavegur

Es la arteria comercial principal de Reikiavik y una de las calles más antiguas de la ciudad. Antiguamente era donde estaba situado el lavadero público de la ciudad, que obviamente era un manantial termal. De ahí el origen de Laugavegur (camino al lavadero). Con todo el trajín, poco a poco se empezaron a abrir cada vez más comercios allí hasta llegar a la actualidad, donde encontramos una calle llena de tiendas, restaurantes, bares y cafeterías.

Visitar el mercadillo de Kolaportid

Es el mercadillo más grande de Islandia y el lugar ideal para comprar tanto artículos de segunda mano como productos gastronómicos típicos de Islandia. Además, si queréis comprar los típicos jerséis de lana islandeses aquí los podéis encontrar auténticos y a buen precio. El mercadillo de Kolaportid está abierto los sábados y domingos de 11 a 17 horas y está en Tryggvagötu, 19.

Hallgrímskirkja

Iglesia parroquial y santuario nacional de Islandia fue construida entre 1945 y 1986 y toma el nombre del poeta y pastor islandés Hallgrímur Pétursson. El arquitecto se inspiró en la orografía islandesa, en concreto en las columnas de basalto, como las que podemos ver en Reynisfjara. En la plaza principal nos da la bienvenida la estatua de Leif Eriksson, el explorador vikingo que pisó América del Norte sobre el año 1000. Lo que más destaca de la iglesia es la torre del campanario con sus 73 metros de altura. Desde lo alto podemos tener una bonitas vistas panorámicas de Reikiavik. Ascender a lo alto de la torre con el ascensor cuesta 900 coronas. La iglesia se puede visitar gratuitamente de 9 a 17h (9 a 21 de mayo a septiembre). Tened en cuenta que el acceso a la torre cierra un cuarto de hora antes. La Hallgrímskirkja está en la calle Hallgrímstorg, 101.

Dónde comer en Reikiavik: restaurante Apotek

Reikiavik tiene fama de ser una ciudad cara, especialmente a la hora de comer, pero tiene sus trucos. Los buenos restaurantes suelen tener menú de mediodía, y eso permite probar la gastronomía islandesa a buen precio. Nosotros comimos en el restaurante Apotek, un local de categoría situado en la confluencia de la plaza Austurvöllur y la calle Austurstræti. El Apotek restaurant tiene un menú de mediodía por 2990 coronas (dos platos, entrante-principal o principal-postre) o 3790 coronas si se opta por los tres platos. En el menú de mediodía podéis probar el delicioso cordero islandés. Como entrante ofrecen ballena minke común (Minke whale) un plato muy popular entre los turistas aunque muy mal visto por los islandeses debido a la cruel manera de cazar al animal. Nuestro consejo es que optéis por el cordero y el postre y os aseguramos que no os quedaréis con hambre. Es recomendable ir a comer antes de las 13h o reservar mesa. El restaurante Apotek está en la calle Austurstræti, 16.

Visita guiada gratuita en Reikiavik

Una manera genial de conocer mejor la ciudad y, en especial, la cultura y carácter de los islandeses es haciendo este tour gratuito que se sustenta por las donaciones voluntarias de los participantes. La visita guiada comienza en la plaza del Ayuntamiento y nos lleva a recorrer los puntos más interesantes del centro de Reikiavik como el barrio de Grjótþorpid y el Tjörnin entre varias paradas. El tour dura unas dos horas y se hace dos veces al día: a las 10h y a las 14h. Hay que reservar a través de su web.

Descubrir los orígenes de Reikiavik en el museo 871±2

En el centro de la ciudad, y a dos casitas de distancia de la oficina de turismo, se encuentra este pequeño museo de nombre extraño: 871+2. Este número es el año en el que se cree que se construyó una de las casas de los primeros colonos de Islandia, cuyos restos pueden verse en el museo. Alrededor de los restos de la casa larga vikinga se estructura la exposición central del museo, que trata sobre la colonización de Islandia. Permite aprender quiénes fueron los primeros colonos y cómo se adaptaron a su entorno mediante una serie de elementos multimedia muy amenos en islandés e inglés (y hay audioguía gratis en español). La casa vikinga tiene una de las hogueras más grandes que se han encontrado en excavaciones arqueológicas en la isla, por lo que se cree que perteneció a un líder de la colonización. Tal vez al mismísimo Ingólfur Arnarson, el «fugitivo noruego» que hemos mencionado al principio y considerado pionero de la colonización de Islandia. Es interesante pasear por la exposición y ver reconstrucciones de la casa y aprender detalles de la vida de los primeros colonos. Por ejemplo: cazaron tanto un tipo de pingüino, el alca gigante, que terminó por extinguirse.

Pin
Send
Share
Send