Europa

Visita al magnífico yacimiento íbero de Ullastret

Pin
Send
Share
Send


Ullastret es un pueblo pequeño situado en el interior de la Costa Brava, cerca de pueblos más veraniegos y fotografiados como Pals, Palafrugell, Begur i l'Estartit. Sin embargo, Ullastret tiene algo muy especial: un yacimiento arqueológico único. ¿Por qué? Porque podría tratarse de la población íbera más grande que existe: una ciudad de unos 6000 habitantes llamada… Indika.

Desde lo alto de la colina llamada Puig de Sant Andreu, las ruinas de la antigua Indika han sido testigo de más de 2300 años de historia. Sus antiguos habitantes, los íberos, fueron una mezcla de culturas de rasgos similares que se extendía desde los Pirineos por todo el litoral mediterráneo de la Península. Aunque menos famosos que los romanos, en España casi todo el mundo conoce la escultura íbera más famosa: la dama de Elche.

Las ruinas de Indika, en Ullastret, son un lugar genial para conocer un poco más esta cultura tan antigua y misteriosa. Después de aparcar el coche, uno se encuentra con la caseta donde venden las entradas. Allí mismo os darán una audioguía para ir escuchando las explicaciones. Esta audioguía es imprescindible. Sin ella, solo verás paredes y zócalos de rocas amontonadas. Pero escuchando las amenas explicaciones de un arqueólogo se pueden aprender y entender muchas cosas.

Por ejemplo, ¿por qué construyeron esa muralla tan grande? o ¿por qué cuando llegaron los arqueólogos la entrada principal de la ciudad estaba tapada con tierra? ¿Qué son esos huecos redondos que se ven excavados en la tierra? Con las respuestas de la audioguía nos fuimos haciendo una idea de quiénes eran los indiketes, la tribu íbera que vivió allí hace 2300 años. Descubrimos que tenían templos, que comerciaban con los colonos griegos de la cercana Ampurias y que los campos de los alrededores fueron entonces un enorme lago con una isla, también habitada.

Al llegar a la cima de la colina, entramos en el pequeño museo. El amable personal que nos recibió nos invitó a entrar en una sala para ver un vídeo de la antigua Indika. Y flipamos. Cierran la puerta tras de ti y estás en una salita cuadrada. De repente, tres de las paredes se transforman en un portal a otro tiempo, a través del cual, todas las ruinas que acabas de ver cobran vida y puedes descubrirlas tal y como debieron ser hace miles de años. Un paisaje de la imaginación basada en los hechos que la labor de los arqueólogos ha ido desenterrando poco a poco. Y que continúa hoy en día. La voz de un «íbero» nos cuenta sus sensaciones al regresar a Indika tras largo tiempo de ausencia. Esta «sala inmersiva» de Ullastret 3D se ha hecho con tecnología en principio pensada para videojuegos, con lo que hace el yacimiento más cercano a la gente joven y sobre todo, lo hace mucho más contemporáneo. Según el vídeo del «cómo se hizo» que puede verse en la página web del museo, en el futuro puede que lleguen a usar esta recreación en 3D para aplicarla al recorrido del yacimiento, de forma que el visitante pueda ver en todo momento, no solo cómo es ahora, sino cómo fue en su época de esplendor. La verdad es que es tremendo y esos 6 minutos de vivencia 3D se hacen muy cortos. ¡Ojalá hicieran lo mismo en todos los yacimientos!

Pin
Send
Share
Send