América

Viaje a Perú: guía viaje de 15 días por el sur del país

Pin
Send
Share
Send


Tocaría publicar los relatos de Rusia o la guía de la escapada a Disneyland París, pero he decidido publicar antes la guía del viaje a Perú que hicimos en enero porque varios me habéis pedido información al respecto para preparar un futuro viaje. Así pues, aquí tenéis la guía, aunque los relatos del día a día no vendrán hasta que acabe de publicar el relato del viaje a Rusia que hicimos en agosto de 2011.

Puedo afirmar rotundamente que Perú es uno de los países por los que he podido viajar con mayor facilidad. No solamente por el hecho de compartir el mismo idioma, que siempre ayuda, sino porque es un país que ofrece todo tipo de alternativas según el presupuesto del viajero. Desde hostales baratos y transporte colectivo para mochileros, hasta hoteles con todo tipo de lujos y comodidades, y entre medio una amplia gama de precios para escoger. Así que, quitando el billete de avión y Machu Picchu, que es lo más caro del país, podéis adaptar vuestro viaje al presupuesto que tengáis.

Perú es un país enorme donde hay mucho que ver, por lo que requiere tiempo. Por desgracia, siempre estamos un poco limitados porque por temas laborales no podemos hacer más de dos semanas seguidas. Por suerte, Perú también es un país donde se pueden hacer muchos viajes distintos, así que escogimos una ruta corta centrada básicamente en tres puntos: el Valle sagrado, el lago Titicaca y el cañón del Colca. Algunas veces ya os he comentado que estoy cansada de ir a la carrera, así que en este itinerario he preferido incluir pocos puntos e intentar explorarlos el máximo posible.

Itinerario viaje 15 días por Perú

Día 1: Llegada a Cuzco y aclimatación a la altura
Día 2: Cuzco (Qorikancha, Pukapukara y Sacsayhuamán)
Día 3: Cuzco, visita a las ruinas de Pisaq
Día 4: Cuzco, visita a Moray y salineras de Maras
Día 5: Cuzco, visita a las ruinas de Ollantaytambo y noche en Aguas Calientes
Día 6: Machu Picchu, noche en Cuzco
Día 7: Bus a Puno y noche en Puno
Día 8: Lago Titicaca, Uros y noche en Amantaní
Día 9: Chullpas de Sillustani y noche en Puno
Día 10: de Puno al cañón del Colca, noche en Yanque
Día 11: Equitación y senderismo en el Cañón del Colca, noche en Yanque
Día 12: Cañón del Colca y la cruz del cóndor, noche en Arequipa
Día 13: Arequipa y el monasterio de Santa Catalina
Día 14: Lima, barrio de Barranco
Día 15: Centro de Lima / vuelta a casa a las 20 h

Visados entrada a Perú

Para entrar en Perú no hace falta visado si se es español. Con el pasaporte con 6 meses de validez es suficiente.

Corriente y enchufes

La corriente es la misma que en España y los enchufes son de dos clavijas redondas o planas.

Vacunas y recomendaciones médicas para Perú

Como no visitamos la zona de la selva amazónica, no tuvimos que ponernos la vacuna contra la fiebre amarilla. Eso sí, es recomendable tener las vacunas básicas al día como la del tifus, la hepatitis A+B y el tétanos. En el centro de vacunación internacional nos han comentado que se han dado casos de dengue, así que hay que tener precaución de que no te piquen los mosquitos en zonas calurosas. Igualmente, y aunque fuimos en verano, por la mañana nos poníamos jersey, y cuando estaba nublado o lloviendo, una buena chaqueta, así que al final no usamos repelente.

Volamos directamente a Cuzco, que está a 3.300 metros de altura. Para adaptarse a la altura es recomendable no hacer nada el primer día, beber mucha agua y comer ligero. El mate de coca es mejor tomarlo solo por la mañana, ya que es muy energizante y puede haber riesgo de que luego cueste coger el sueño.

La protección solar es imprescindible y que sea de factor de más de 50, porque el sol quema mucho. Yo me quemé las orejas, la raya del pelo y las manos, porque justo ahí no me puse crema ni estaban cubiertas con ropa. Así que un gorro también es recomendable.

Un botiquín básico te puede salvar de un mal rato durante el viaje. Tiene que contener:

• Material para curas (tiritas, gasas, yodo, alcohol… )
• Crema de protección solar y crema para quemaduras solares
• Repelentes de mosquitos (Relec, Goibi, etc.), las pulseritas no sirven
• Suero oral en sobres
• Micralax (para combatir el estreñimiento controladamente)
• Loperamida (solo en caso de tener diarrea y tener que hacer un desplazamiento largo)
• Paracetamol (para la fiebre)
• Ibuprofeno (para los dolores musculares y las inflamaciones)
• Protector de estómago
• Almax (para combatir las comidas fuertes)
• Tapones para los oídos en caso de dormir en dormitorios (muy beneficioso para la salud mental del viajero)

Vuelos a Perú

Por desgracia, los vuelos a Perú actualmente no están nada baratos. Llevaba meses siguiendo los precios y era prácticamente imposible encontrar nada por menos de 750 € en temporada baja (en verano llegan a costar 1.200 €). Finalmente, compramos el vuelo en Iberia.com saliendo de Barcelona y con escala en Madrid por 754 €. Solo Iberia y LAN tienen vuelos directos desde España y ambos salen de Madrid. Salimos el 6 de enero (viernes por la noche) y tuvimos la mala suerte de que Iberia nos canceló dos veces el vuelo Madrid-Barcelona, primero el que salía a las 21 h y después el de las 22 h, hasta que finalmente nos colocaron en el que salía a las 19.30 h, lo que nos fastidió un poco la comida del día de Reyes. El vuelo con Iberia fue decepcionante, porque pese a ser de más de 11 horas, no incluía entretenimiento personalizado. Sin embargo, la vuelta la hicimos con LAN y los asientos fueron muy cómodos y con entretenimiento individual a bordo. Lástima que en ambos vuelos el personal de tierra fue nefasto. Por ejemplo, a la vuelta pedimos ventana y pasillo, y nos dieron ventana en la fila 4 y pasillo en la 31. Cuando nos dijeron que no había más asientos libres, pensé que me estaban tomando el pelo, ya que detrás nuestro teníamos a más de 50 personas haciendo cola. Al final, nos pusieron en los asientos centrales, pero juntos, por lo menos.

Vuelos internos en Perú

Aquí sufrí un pequeño calvario, básicamente por no haberme informado bien antes de comprar, y es que hay algunas compañías aéreas que tiene doble tarifa: una para residentes en Perú que es muy barata y otra para extranjeros que, obviamente, es mucho más cara. Pues ahí estaba yo con la ignorancia que da la felicidad cuando compré dos vuelos internos en TACA.com. Uno Lima-Cuzco (98 $) y otro Arequipa-Lima (53 $) con la tarifa promo. El problema fue que, después de pagar, me enteré que la tarifa promo es solo para residentes en Perú y que teníamos que pagar en el vuelo de Lima a Cuzco un suplemento de 195 $ cada uno (!).

No queréis saber el momento de ira y rabia que viví. Me sentí totalmente estafada, porque en ningún momento de la compra ni en las restricciones de la tarifa se decía nada, y eso que me lo miré bien antes de comprar. Así que empecé una cruzada contra TACA. Me quejé por teléfono y no sirvió de nada porque te derivan a su página web. Luego envié veinte emails seguidos con la misma queja y nada. Pero entonces, escribí un mensaje en su muro de Facebook y critiqué lo nefasto que era su servicio de atención al cliente, además de afirmar que engañaban al personal, y casi de inmediato me enviaron un email para hablar conmigo. Amiguitos: no subestiméis el poder de las redes sociales. Les demostré que en ningún momento de la compra había podido leer ninguna advertencia de que aquella tarifa era solo para residentes, pero ellos insistieron en que sí había una. Al final, decidieron hacer una «excepción» y hacerme un upgrade a la tarifa válida para extranjeros sin tener que pagar nada extra.

Más tarde, en Cuzco, me comentaron en una agencia que TACA ya sabe que hay este problema con su web y que si te quejas enérgicamente te lo arreglan, pero los incautos acaban pagando. De hecho, la restricción para residentes es solo en los vuelos entre Lima y Cuzco y en las rutas que van al Amazonas. Aun así, el servicio del vuelo interno de TACA fue increíble: con tentempié y entretenimiento a bordo individual. Eso sí, os recomiendo que vayáis al aeropuerto con antelación (dos horas mínimo), ya que por primera vez en mi vida, el vuelo salió con 40 minutos de ADELANTO. Menos mal que llegamos con tiempo al aeropuerto…

Peruvian Airlines tiene unos precios muy competitivos y encima con tarifa única. Esto último me lo confirmaron por email solo unos minutos después de haberlo consultado. Star Perú también tiene vuelos internos a buen precio, aunque no estoy segura si tienen doble tarifa o no.

Corrección: A fecha 17 de abril de 2012 la Web de TACA ya indica que en los vuelos con procedencia o destino a Lima o Cuzco o Cuzo/Lima y Puerto Maldonado la tarifa promo es solo para residentes. Extranjeros tienen que comprar a partir de la tarifa ACCES.

Cambio de moneda en Perú

No hay problema para encontrar oficinas de cambio de moneda en las ciudades importantes de Perú. Antes de cambiar, os recomiendo que preguntéis cuáles son los tipos de cambio en un par de agencia para intentar sacar el mejor precio. En enero de 2012 un euro se cambiaba a 3,25 soles.

Seguridad en Perú

Varias personas me han preguntado sobre este tema. En Cuzco hay muchos carteristas y hay que tener cuidado con las pertenencias, igual que en Barcelona o Madrid. Sin embargo, en Lima se dice que es más fácil atracar a un muerto que a un vivo y que te pueden sacar un arma fácilmente. De hecho, Marc Serena me comentó que en Lima conocía a muchos viajeros que habían sufrido atracos. Con esas premisas, salimos a recorrer la ciudad y, por primera vez en un viaje, dejé la cámara réflex en el hotel. Luego vimos que en el centro histórico hay mucha seguridad y sobre todo intentan que los turistas no se salgan de las zonas “protegidas”, porque como en el resto de la ciudad no hay tanta policía, no es tan segura para nosotros, o eso dicen. Estuvimos poco tiempo en Lima y no nos desviamos del camino de baldosas amarillas, que nos pareció seguro, pero fuera de este no sabría deciros.

Cusco y el Valle Sagrado

Del aeropuerto al centro de Cuzco

A la salida del aeropuerto de Cusco (en Perú existe la zeta, pero se ponuncia ese), hay que tener cuidado porque hay una oficina de información turística oficial y el resto son agencias de viajes. Fuera hay taxis oficiales de color blanco haciendo cola en la salida que te llevan al centro por 5, 10 o 15 soles, dependiendo de tu capacidad de regateo.

En la salida también hay taxis no oficiales, más caros, cuyos conductores te ofrecen sus servicios sin cesar. Nosotros no vimos los blancos y cogimos un taxi no oficial por 25 soles. Le pedimos que nos llevará al ministerio de cultura y esperara (unos 30 minutos) a que compráramos las entradas del Machu Picchu, y luego nos dejara en el hotel. Supongo que pagamos demasiado, aunque en el hotel nos pedían 15 soles por irnos a recoger al aeropuerto.

También hay colectivos que te dejan en el centro por menos de 1 sol por persona (0,70 soles), pero si se va con equipaje voluminoso es posible que no te dejen subir.

De la estación de tren o de autobuses se puede ir hasta el centro en taxi oficial entre 5 y 10 soles.

Dónde dormir en Cuzco

Nos alojamos en la Casa Hospedaje Llaqtayay, una casa familiar tradicional con cinco habitaciones. Los baños son compartidos, pero preferimos renunciar a un baño propio a cambio de estar en un entorno cálido y fue todo un acierto. Quizás las habitaciones están un poco desvencijadas y el agua caliente de la ducha fue un misterio para nosotros los dos primeros días, pero el precio es inmejorable: 15 $ por habitación doble con desayuno y wi-fi.

Boleto turístico

Es una entrada nominal con validez de 10 días que sirve para visitar Sacsayhuaman, Qenqo, Pucapucara, Tambomachay, Pisaq, Ollantaytambo, Chinchero y algunos museos de Cuzco. Se puede comprar en las taquillas de las zonas arqueológicas mencionadas y la gran queja es que no se venden entradas específicas para cada lugar. Es o todo o nada. Cuesta 130 soles.

Excursiones en y desde Cuzco

En la Plaza de Armas e inmediaciones hay innumerables agencias de viajes que ofrecen excursiones por la zona. En realidad, son intermediarias que venden los servicios de un par de agencias y el precio puede variar si se regatea un poco. Aquí os dejo las excursiones que hicimos nosotros y como las organizamos:

Cusco City Tour

Bajo este nombre se vende la excursión para visitar durante una tarde (de 14 h a 18.30 h) los restos arqueológicos de Qorikancha, Pukapukara, Tambomachay, Qenqo y Sacsayhuaman. Nos costó 10 soles por persona e incluía el trasporte y el guía. Las entradas, Qorikancha (10 soles) y Pukapukara, Tambomachay, Qenqo y Sacsayhuaman (solamente con boleto turístico: 130 soles) iban aparte. Cualquier agencia de Cuzco os ofrecerá la excursión, pero si os interesa, os dejo el email de Urbano, el guía que tuvimos nosotros: [email protected]

Versión low-cost del Cusco City Tour

Esta misma excursión puede hacerse por cuenta propia. Hay que ir a la parada de autobuses que van a Pisaq (avenida Tullumayu, 207) y pedir que os dejen en Tambomachay (por más o menos 1 sol) y desde allí ir recorriendo a pie los 13 kilómetros de la carretera que lleva hasta Cuzco y que pasa por todas las ruinas.

Otra opción que descubrimos justo el último día es el Free walking tour Cusco, que se hace de lunes a sábado con guías voluntarios y que solo cuesta la voluntad. Os dejo la página de Facebook para más información.

Las agencias de Cuzco también venden una excursión inhumana que consiste en visitar en un solo día las ruinas de Pisaq y su mercado, Calca y Urubamba, las ruinas de Ollantaytambo, las ruinas de Chinchero y su mercado por 25 soles incluyendo el transporte y el guía. Nosotros consideramos que, tanto como las ruinas de Pisaq como las de Ollantaytambo, merecían un día entero y para llegar usamos transporte público porque son de fácil acceso.

Excursión a Pisaq

Se puede ir a Pisaq con el bus de línea que sale de la avenida Tullumayu, 207 y que cuesta 2,50 soles. Fue la opción que escogimos, aunque es un poco lento porque para en todos lados. Más tarde, descubrimos que por 3,50 soles se podía ir en taxi compartido, unos monovolúmenes bastante nuevos que van saliendo según se llenan y que hacen el trayecto directamente. Por la diferencia de precio y comodidad, vale la pena. Los taxis compartidos también salen cerca de la calle Tullumayu. Una vez en Cuzco, preguntad por la dirección exacta porque no la tengo.

Una vez en Pisaq, se puede coger un taxi para subir a la parte alta de las ruinas (13 kilómetros desde el pueblo). Los precios son fijos y solo subir hasta arriba del todo cuesta 25 soles. Luego, desde de allí se pueden visitar las ruinas y bajar hasta el pueblo por un bonito camino de vistas espectaculares, en una caminada de unas dos o tres horas.

En Pisaq podéis contratar un guía por 25 soles. Vale mucho la pena, aunque nosotros no pudimos encontrar a ninguno.

Excursión a la salineras de Maras y Moray

Esta excursión sí la hicimos con agencia, porque es complicado acceder a estos dos puntos con transporte público. La excursión es de 9 a 14 horas y nos costó 25 soles incluyendo el guía y el trasporte. Además, paramos en una casa de Chinchero para ver una demostración de hilado tradicional. Esta excursión también se puede hacer en bicicleta de montaña, pero a menos que seáis expertos y estéis en buena forma, NO os lo recomiendo, porque la distancia a recorrer y el desnivel son considerables.

A Moray únicamente se puede entrar con el boleto turístico y en las salineras hay que pagar 5 soles de entrada.

Excursión a Ollantaytambo

De aquí sale el tren hacia Aguas Calientes (base para llegar al Machu Picchu) y, por tanto, decidimos visitar la zona arqueológica con calma la mañana antes de ir a Machu Picchu. A Ollantaytambo se puede llegar con el autobús que sale esporádicamente de la estación de la avenida Grau en Cuzco. Cuesta 7 soles, pero por 3 soles más podéis ir en un taxi compartido que hace el trayecto en una hora y media sin paradas. Los taxis colectivos salen de la calle Pavitos con la avenida Grau a medida que se llenan y el último servicio sale de Ollantaytambo a las 20 horas.

Para entrar en la fortaleza de Ollantaytambo hay que tener el boleto turístico. Allí contratamos un guía para visitar las ruinas durante dos horas por 60 soles. La mejor hora para visitar las ruinas es entre las 11 y las 15 horas, ya que antes y después se llena de grupos organizados. Nosotros estuvimos casi solos.

También vale la pena visitar el pueblo de Ollantaytambo, que aún mantiene la misma estructura y cimientos de la época inca.

Visitar Machu Picchu, nueva maravilla del mundo

Todo lo que rodea el Machu Picchu es caro, pero una vez allí, se hace evidente por qué ha sido seleccionada como nueva maravilla del mundo. Nosotros optamos por el modo fácil de llegar allí, que irremediablemente es el más caro.

En Ollantaytambo tomamos un tren por la tarde. De Ollantaytambo a Aguas Calientes hay dos horas de trayecto y se puede hacer con Perú Rail o Inca Rail. Yo no conocía de la existencia de Inca Rail, así que lo contratamos con Perú Rail. Esta empresa tiene actualmente dos categorías “baratas”: la Expedition, que ahora sustituye a la antigua Backpackers, y la Vistadome. Cabe destacar que actualmente Perú Rail es propiedad de Orient Express y, por tanto, el servicio a bordo está muy cuidado.

En temporada de lluvias, el tren solo circula entre Ollantaytambo y Aguas Calientes y el trayecto hasta Cuzco se hace en autocar de línea. Por eso, dependiendo de la hora en la que se llegue a Ollantaytambo, se puede volver en taxi compartido, que será infinitamente más barato.

Cómo ir a Machu Picchu, versión low cost

La manera más económica de subir hasta Aguas Calientes es yendo hasta Santa Teresa y de allí hasta Hidroeléctrica en colectivos. Las agencias de Cuzco también ofrecen el traslado hasta Hidroeléctrica por 50 soles. En Hidroeléctrica está la estación de trenes que llevan a Aguas Calientes, pero ese tren es solo para peruanos, con lo que hay que caminar dos horas por las vías hasta llegar a Aguas Calientes.

Alojamiento en Aguas Calientes, Machu Picchu

En Aguas Calientes nos alojamos en el Rupa Wasi Lodge, un oasis en medio del caos de Aguas Calientes, aunque solo tuvimos cinco horas para disfrutar de él. La habitación doble con desayuno nos costó 69 $ y tuvieron el detalle de ir a recogernos a la estación gratis.

Cómo comprar las entradas para el Machu Picchu

Atención: las entradas para el Machu Picchu NO se pueden comprar allí y el cupo de entrada está limitado a 2.500 personas diarias. Por suerte, las entradas se pueden comprar por adelantado en la web oficial.

Nosotros no las pudimos comprar por Internet porque teníamos pensado ir a Machu Picchu el 12 de enero y justo el 8 de enero se hacia el cambio de tarifas, así que no las pusieron a la venta en la web hasta el 7 de enero. Por eso, lo primero que hicimos al bajar del avión en Cuzco fue ir a comprar la entrada (avenida Cultura). Normalmente, lo que hay que hacer primero es comprar la entrada, luego el billete de tren y finalmente reservar el hotel.

Acceder a Machu Picchu desde Aguas Calientes

A las cinco de la mañana ya había una cola considerable para acceder a los autobuses que suben a Machu Picchu. El centro arqueológico abre a las 6 am y el primer autobús sale a las 5.30 h. El billete de ida vale 9 $ y el de ida y vuelta 17 $. El autobús tarda media hora en llegar. La opción low cost sería subir andando en una caminata de unas dos horas. Yo no lo recomiendo, a menos que se esté físicamente preparado, ya que en el reciento de Machu Picchu también hay que caminar mucho y vale la pena reservar fuerzas.

Qué hacer dentro de Machu Picchu

Una vez en la entrada, hay que enseñar el pasaporte, ya que la entrada es nominal. Fuera del recinto hay una taquilla donde dejar las mochilas por 5 soles, pero no las dejéis allí porque una vez dentro del recinto solo vale 3 soles. Fuera del recinto está el único baño de Machu Picchu y cuesta 1 sol. Teóricamente, no se puede entrar con bebidas ni comidas. Por el agua no os dirán nada al entrar, ya que vi a gente con botellas de agua en la mano y los vigilantes no decían nada. Con otro tipo de bebidas no son tan permisivos. Respecto a la comida, si lleváis algún tentempié en la bolsa os lo podéis comer discretamente sin problemas. Eso sí, todos los residuos los tenéis que guardar y tirarlos una vez fuera, ya que dentro no hay papeleras. Por cierto, en el bar, que también está fuera, el agua vale 8 soles y los refrescos 12.

En la puerta de entrada diversos guías ofrecen sus servicios y vale la pena contratar uno. A nosotros nos ofrecieron visitas guiadas por entre 150 y 100 soles. Como son precios caros, ellos mismos ya se encargan de montar un pequeño grupo. Nosotros al final hicimos la visita guiada de dos horas y media con Fernando, un fotógrafo profesional que viajaba solo, y así pagamos 100 soles entre los tres.

¿Vale la pena subir al Huayna Picchu?

Yo creo que no. Las vistas tampoco son tan espectaculares, por lo que dice mi pareja. Yo me quedé a medio camino y el esfuerzo de llegar a la cima es considerable. Además, en subir y bajar se tardan unas 2 horas largas, y ese tiempo puede emplearse en recorrer sin prisas las ruinas centrales, que son bastante extensas, y el tiempo vuela.

Inka Trail/Camino inca

Antes de ir a Perú nos planteamos seriamente hacer el camino inca, pero como era temporada de lluvias y tenía un precio tan elevado, al final lo desestimamos. Ahora, después de volver, puedo decir que hice bien en no hacerlo. Primero, por todo el mangoneo que hay con las agencias y, segundo, por lo masificado que está. Además, para visitar el mundo inca hay que estar en muy buena forma física, ya que todas las ruinas están construidas en vertical en la montaña, con lo que hay que andar mucho y subir un infinito número de escaleras. Y si a eso le tenéis que añadir 4 días de caminata a más de 3.000 metros de altitud, preparad unas piernas y unos pulmones fuertes.

Pin
Send
Share
Send