Asia

Camboya en siete días. Guía del viaje a Camboya desde Vietnam

Pin
Send
Share
Send


Proseguimos con la segunda parte de la guía del viaje de 23 días a Vietnam y Camboya. En esta ocasión, os relatamos todo lo que visitamos en Camboya en siete días.

Día 16: Hanói y vuelo a Siem Reap (Siem Reap)
Día 17: Vuelo en helicóptero y «Big Circuit» (Siem Reap)
Día 18: Beng Mealea, Banteay Srei y el lago Tonlé Sap (Siem Reap)
Día 19: Angkor Wat y «Small Circuit» (Siem Reap)
Día 20: Relax en Siem Reap
Día 21: Nom Pen
Día 22: Nom Pen y autobús a Ho Chi Minh (Ho Chi Minh)
Día 23: Regreso a España

Angkor Wat

La distancia es considerable, así que la mejor opción es ir en avión. Vietnam Airlines y Cambodia Angkor Air conectan la capital de Vietnam con Siem Reap, el aeropuerto por el que entramos en Camboya. Los vuelos no son precisamente baratos, el vuelo con Vietnam Airlines nos costó VND 5,344,000.00 (185€), pero se ahorra tiempo.

Templo de Ta Prohn

El visado de Camboya se puede conseguir en el aeropuerto, pero antes de viajar es necesario contar con 20$ en efectivo y una foto de carnet. En el avión os darán dos formularios: el de aduanas (customs) y la tarjeta de salida (departure card). Una vez en el aeropuerto, tenéis que coger otro formulario, lo rellenáis y os dirigís al mostrador de «Visa Aplication». Allí dais el pasaporte, la foto, los tres formularios rellenados y pagáis los 20$. Luego, vais al mostrador siguiente, «Visa Passport Collection» y allí os devolverán el pasaporte con la departure card grapada. El siguiente paso es ir a recoger la maleta y, antes de salir, hay que dejar la «customs card» en una bandeja si no tenéis nada que declarar.

También podéis conseguir el visado por internet antes de viajar. Así cuesta 25$, pero en realidad el aeropuerto de Siem Reap no recibe muchos vuelos y, además, lo tienen todo tan organizado que tardan apenas unos minutos en expedir el visado. Así que, ¿para qué pagar 5$ extras?

La moneda oficial de Camboya es el riel, pero la que se usa más es el dólar americano. De hecho, todos los precios están en dólares y los cajeros automáticos solo dispensan esta moneda. Cuando los precios tienen céntimos de dólar, el cambio te lo devuelven en rieles. Para vuestra información, en mayo de 2014, 1$ equivalía a 4100 rieles.

Uno de nuestros regalos de boda fueron cinco noches en el hotel Golden Temple, situado en la parte más antigua de Siem Reap. El hotel está construido junto a una piscina y las habitaciones son amplias y muy coloridas. Si os alojáis más de dos noches y reserváis directamente con el hotel, os darán un tratamiento VIP que consiste en un masaje gratuito de 60 minutos, una comida o cena, un picnic para llevar y un desayuno completo para llevar si vais a ver salir el sol desde Angkor Wat y, además, transporte al aeropuerto o a la estación de autobuses.

El precio de la habitación doble con desayuno empieza en 63$. También aprovechamos la estancia para hacer un curso de cocina jemer por 10$ y darnos unos cuantos masajes en el spa del hotel. El masaje jemer de 60 minutos cuesta 10$ y el de 90 minutos 15$.

Curso de cocina en el hotel

Siem Reap es el Disney World particular de los amantes de la arqueología y las civilizaciones antiguas. La antigua capital del reino jemer está repleta de vestigios de esta civilización que tuvo su máximo esplendor durante el siglo XII.

Bayon en Angor Thom

Las entradas de Angkor Wat se pueden comprar en las taquillas especiales de tres lugares diferentes: en la carretera que va de Siem Reap a Angkor Wat (a unos tres kilómetros de la entrada a los templos), en el punto de control que hay en la carretera que va del aeropuerto a Angkor Wat y en el punto de control de Banteay Srei. Atención porque en los templos no se pueden comprar las entradas. Si se compra el pase de 3 o 7 días se tiene que ir en persona, porque son abonos unipersonales que incluyen una foto del comprador y te la hacen en el momento de adquirir las entradas. Hay tres tipos de abono que permiten el acceso a todos los templos excepto el de Beng Mealea (5$). El abono de un día cuesta 20$, el de tres días 40$ y el de 7 días 60$. El de tres días y el de siete días se pueden usar en días no consecutivos. A partir de las cinco de la tarde se pueden comprar las entradas para utilizar a partir del día siguiente. Solo se pueden comprar las entradas en los puntos oficiales mencionados.

La manera más fácil y barata es el tuk-tuk. Hay muchos conductores pululando por Siem Reap y además, también se pueden contratar con el hotel. El precio variará dependiendo de lo que se quiera ver y del tiempo que se esté. Para moveros por los templos más cercanos de Angkor, el precio suele ser de 15$ al día por tuk-tuk, más 5$ si se quiere ver el amanecer. Otra opción más barata es ir en bicicleta. Muchos hoteles las ofrecen gratis o se pueden alquilar por muy poco precio, pero preparad las piernas y preparaos para sudar de lo lindo, porque entre abril y septiembre hace muchísima calor. Aunque es una buena opción para pasear por el centro de Siem Reap y para recorrer distancias cortas.

Además, al final del día se le suman muchos kilómetros a las piernas. Si no os atrevéis a alquilar una motocicleta (nosotros la descartamos debido al piño que sufrimos en Bali), podéis alquilar una bicicleta eléctrica. La opción más cómoda es alquilar un coche con conductor, además de que es más rápido, se agradece el aire acondicionado, pero también es la más cara. Un coche para visitar Angkor Wat y los templos de alrededor os costará unos 30$ y cuanta más distancia, más caro.

The real Batman: el mejor conductor de tuk-tuk de Siem Reap

Por recomendación de Matthew y Kolme (la pareja que conocimos en el crucero de la bahía de Halong), contactamos con Ritty, también conocido como «The Batman» porque su tuk-tuk está decorado con el símbolo del hombre murciélago. Ritty es muy majo y, a diferencia de otros conductores, es muy rápido. Eso es porque el tuk-tuk no va tirado por un ciclomotor, sino por una buena moto. El primer día, por la visita del «Big Circuit» nos cobró 15$ (o 25$ si se incluye el grupo de templos de Roulos). El segundo día fuimos con su coche a ver los templos de Beng Mealea, Banteay Srei y el lago Tonlé Sap por 90$ (las distancias son considerables). El último día lo dedicamos a ver Angkor Wat al amanecer y los templos del «Small Circuit» por 20$. Si queréis contactar con él, podéis hacerlo a través de su web: angkorbatmandriver.com. Atención porque hay Batmans falsos circulando por Siem Reap, no aceptéis imitaciones.

Con Ritty y su batmóvil

Si disponéis de tres días, podréis visitar la mayoría de sitios importantes. Uno de los mayores quebraderos de cabeza que tendréis es organizar la lista interminable de templos que hay para visitar. ¿Cuáles valen la pena? ¿Hay que seguir un orden determinado? Nosotros os aconsejamos que visitéis los templos por orden de fecha de construcción, porque así veréis la evolución de la arquitectura del imperio jemer paso a paso. Y como los últimos son más espectaculares, hacer la ruta de más espectacular a menos hace que los últimos templos que se visiten pierdan interés.

¿Qué es eso del «Big Circuit» y el «Small Circuit»? Son los nombres de dos itinerarios clásicos para visitar las ruinas y restos arqueológicos en torno a Angkor Wat. Son clásicos porque se planificaron así desde los primeros días del turismo en aquella zona, allá por los años veinte, cuando los ricos de occidente visitaban las ruinas a lomos de un elefante.

Banteay Kdei

Aún hoy se siguen usando para organizar la visita y todos los conductores de tuk-tuk se los conocen perfectamente. El «Big Circuit» comprende los templos que se alzan al este del recinto de Angkor Thom y de Angkor Wat. Son los siguientes: los tres templos de Roluos, luego Preah Khan, Neak Poan, Pre Rup, Ta Keo, Ta Prohm (el de las raíces de árboles), Banteay Kdei y el estanque de Sra Srang. Hay otros más pequeños por el camino, pero estos son los más importantes.

Pre Rup

Itinerario Angkor del segundo día: Beng Maelea y Banteay Srei

Dos templos muy interesantes alejados del complejo arqueológico de Siem Reap: Beng Maelea y Banteay Srei. Además, visitamos el museo de las minas. Beng Mealea es especialmente recomendado para fans de Indiana Jones y Tomb Raider. La entrada cuesta 5$ (no está incluida en el pase de los templos) y es mejor estar allí a las 7 para ver el templo sin nadie más. Con grupos de turistas os aseguramos que pierde muchísimo.

Banteay Srei es recomendable porque tiene unos bajorrelieves muy bonitos y bien conservados. Además, la entrada incluye una exposición muy moderna sobre la arquitectura jemer. Finalmente, el museo de las minas fundado por Aki Ra, un excombatiente de las guerras camboyanas, es otra visita obligada para descubrir el pasado trágico del país.

Pin
Send
Share
Send